Sistema de bajo impacto para la obra portuaria del Club de Mar

Los nuevos pantalanes se sostendrán sobre 3.000 columnas de grava que evitarán el dragado del puerto

La obra portuaria del Club de Mar Mallorca utiliza sistemas de construcción que minimizan su impacto ambiental y que permitirán la creación de 420 metros de línea de atraque sin la necesidad de dragar los fondos del puerto de Palma. Este método, que consiste en la instalación de 3.000 columnas de grava sobre las que luego se colocan las rocas de escollera y los bloques de hormigón del muelle, evitará la extracción de lodos del lecho marino.

José Luis Arrom, director del Club de Mar, explica a pie de obra que uno de los principios básicos de la reforma portuaria es “el respeto por el medio ambiente”, de ahí que, tras valorar las diferentes opciones técnicas, la entidad haya optado por la que ofrece “un menor impacto ambiental”.

El dragado tradicional supone extraer lodos acumulados durante décadas hasta alcanzar el punto de asentamiento para la escollera. Ese fango puede acumular restos de metales pesados y otros residuos tóxicos, lo que requiere tratarlo con sistemas de secado y vertido en zonas autorizadas. “En cualquier caso –recalca Arrom–, el Club de Mar dio negativo en todos los ensayos que se hicieron de control de lodos”, a pesar de lo cual buscó el método “más ecológico” para la obra privada en suelo portuario más importante de España.

La columna de grava se instala a través de unos cilindros que perforan el fondo de barro hasta el nivel donde queda asentada. Esta especie de columnata es la base sobre la que se deposita la escollera, formada, según detalla Arrom, “por dos capas de rocas que, a continuación, se nivelan mediante un ‘baño’ de grava”.  El muelle se completa con la colocación de los bloques de hormigón, que terminan de fijar la estructura por efecto de la gravedad.

Los trabajos, iniciados el mes de mayo, avanzan a muy buen ritmo en varios puntos del puerto. Por un lado, una gabarra trabaja en la zona de la línea de atraque colocando las columnas de grava. Por otro, en el antiguo silo de Porto Pi se construyen los inmensos bloques de hormigón.

Gracias a esta reforma, que se complementará con la construcción de un nuevo edificio y la instalación de una gran pasarela peatonal entre la estación de cruceros y el Paseo Marítimo de Palma, el Club de Mar Mallorca se convertirá en el puerto deportivo más moderno y exclusivo de Europa, con capacidad para acoger de una sola vez hasta cuatro yates de entre 136 y 170 metros de eslora, algo inédito en el Mediterráneo.  

La inversión  prevista para el conjunto de la obra ronda los 60 millones de euros y es la más elevada de cuántas se llevan a cabo actualmente en España en una instalación destinada a la náutica recreativa.

Fuente: Mallorca Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .