Entrar y salir de puerto

¿Cómo debemos actuar cuando queremos entrar en puerto? ¿Y cuándo queremos salir?

Siempre que llegamos a un puerto que no conocemos es conveniente poner en práctica algunas medidas básicas. Excepto si nuestra entrada se debe a causas adversas o a una emergencia, lo ideal siempre será tener un amarre previamente reservado.

Lo primero que debemos tener en cuenta al entrar al puerto es que las reglas de rumbo y gobierno cambian y que todos los barcos, de cualquier tamaño o propulsión, deberán circular por la derecha, evitando que un barco de menor tamaño pueda estorbar a uno más grande.

benet 15385

Tras haber contactado por radio VHF con el puerto, el patrón o capitán del barco deberá seguir las indicaciones que le marquen.

Si el puerto es desconocido, se deberá tener cuidado con los amarres que veamos libres, ya que pueden tratarse de sitios privados o reservados.

Otro de los puntos importantes es la velocidad a la que debemos circular por el puerto para lo cual solemos encontrar una señalización a la entrada que suele estar entre los 2 y los 4 nudos.

shutterstock_4515412

Una de las razones de esta medida es evitar la formación de olas dentro del puerto, lo cual puede provocar un movimiento incómodo para las embarcaciones que se encuentran amarradas.

Cada puerto cuenta con unas características diferentes en cuanto a distribución y condiciones meteorológicas así que nos convendrá estar informados de ellas para prever cualquier contratiempo y afectar a otras embarcaciones.

Cuando circulamos dentro de puerto es importante conocer cómo se establece la preferencia de navegación. La norma habitual es aquella que indica que, en caso de que dos embarcaciones se crucen en un mismo punto, la preferencia recae sobre aquella que se encuentre a estribor, siempre y cuando la de babor no experimente algún problema de maniobrabilidad.

En cuanto a la propulsión, deberemos circular siempre a motor, excepto las embarcaciones de vela ligera que podrán entrar y salir de puerto sin motor.

VELA LIGERA

Aparte de estas normas básicas, existen otras que son importantes a tener en cuenta como son no crear un ruido excesivo, no circular demasiado cerca de otras embarcaciones o evitar crear olas al navegar de un lado a otro del puerto.

Todas estas prácticas nos ayudarán a que nuestro paso por el puerto sea responsable y respetuoso hacia los otros usuarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.