Posidonia: piensa en verde

La protección de esta planta marina en Baleares exige realizar un fondeo responsable y  reciclar todos los deshechos que genera la embarcación.

Posidonia peces

¿Qué es la posidonia?

No hay que confundirse. La posidonia no es un alga –aunque se le siga llamando así en Mallorca–, sino una planta acuática. Tiene características muy similares a una planta terrestre (raíces, tallo y hojas en forma de cintas) y realiza idéntica función fotosintética, de ahí que se encuentre, principalmente, a bajas profundidades y su desarrollo dependa de la transparencia del agua. Para encontrar posidonia por debajo de los 30 metros hace falta que el agua esté muy limpia. La presencia de praderas de esta fanerógama es indicadora, por tanto, de la calidad de las aguas.

La posidonia constituye en Baleares lo que científicamente se denomina una comunidad clímax, es decir, que se desarrolla de una manera estable en unas determinadas condiciones ecológicas y climáticas.  Pero que sea abundante y forme parte del paisaje submarino del Mediterráneo desde tiempos inmemoriales no significa que no deba protegerse.

shutterstock_1280140729

Protección de la posidonia

Como cualquier ser vivo, la posidonia oceánica es vulnerable a la acción humana, de ahí que en los últimos años, en paralelo al aumento de la conciencia medioambiental de la sociedad, se hayan establecido mecanismos para garantizar su supervivencia y, por extensión, las funciones cruciales que desempeña en el ecosistema del Mediterráneo, entre ellas el servir de refugio a numerosas especies marinas y el control de la erosión de las playas.

La posidonia forma parte del catálogo español de especies protegidas, lo cual significa que su destrucción puede llegar a ser delictiva. El Gobierno de Baleares aprobó el año pasado una norma de obligado cumplimiento que prohíbe el fondeo sobre posidonia, sin excepción. Es fundamental que los navegantes eviten a toda costa largar el ancla sobre esta planta. Y deben hacerlo por dos razones: una, porque no es seguro, ya que casi con toda seguridad se producirá el garreo del ancla; y dos, porque es ilegal y puede acarrear sanciones económicas, dependiendo del daño causado a la planta.

¿Dónde fondear?

El fondeo sobre arena es libre, pero cabe tener en cuenta algunas matizaciones. Para evitar problemas, no sólo hay que cerciorarse de que el ancla reposa sobre un fondo arenoso; hay que  estar seguro de que la cadena no invadirá un área de posidonia en el inevitable movimiento de borneo. Por otro lado, en Mallorca existen zonas protegidas donde sólo está permitido amarrarse a boyas previamente instaladas. Aunque la legislación no está muy clara en este aspecto, es conveniente no usar el ancla dentro del perímetro de estos polígonos de fondeo, salvo que uno quiera arriesgarse a una multa o dedicar su jornada de ocio a discutir con los operarios que los controlan.

shutterstock_1271710669

La mejor manera de disfrutar de la navegación en las espectaculares aguas del archipiélago balear es teniendo siempre en cuenta el medio ambiente y cómo podemos llevar a cabo una navegación responsable. El Club de Mar-Mallorca dispone de puntos verdes y de reciclaje para depositar las aguas de las sentinas, los aceites y los plásticos.

La salud del mar es una responsabilidad de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.